martes, 18 de enero de 2011

Octava parte: Un nuevo amor

A los dos meses de haber cortado con G, estaba cansada de escucharlo hablar sobre sus aventuras sexuales, y yo no tener ninguna. Por lo que me dispuse a encontrar alguna. Recorde que un año antes, una vieja compañera de la facultad me habia insistido en que me hiciera parte de una página de citas, y lo había hecho, pero resulto que la gente solo buscaba sexo ahí, por lo que en este caso era el lugar perfecto para encontrar lo que buscaba.

Creo que hablé con varias personas que conocí por ese medio, realmente no lo recuerdo. Lo que si recuerdo es que de esta forma conocí a A. El trabajaba en lo que yo iba a estudiar, por lo que la primera conversación que tuvimos fue bastante amena e interesante. Al mes de chatear decidimos conocernos. Nos encontramos en el abasto y fuimos a tomar un café a starbucks. Estuvimos durante horas hablando allí, hasta que llego la hora de irme.

Mientras me acompañaba a la parada surgió el tema de los albergues transitorios. Yo le dije que nunca había ido a uno, por lo que se ofreció a llevarme un día, y sin dudarlo le dije que si. Seguimos caminando, y cuando llegamos a la parada de colectivo me besó, y me pregunto cuando quería ir al albergue. Le dije que cuando quisiera, por lo que terminamos arreglando para el día siguiente. Y así fue, al día siguiente fuimos y pasamos toda la noche allí.

A partir de esa noche comenzamos a salir dos veces a la semana, y al mes nos pusimos de novios. Pero esto fue unos días antes de que el se fuera de vacaciones al sur, y fue entonces cuando los problemas comenzaron.

Durante esos días que no estuvo, yo tuve una pelea con G muy grande, en la cual me termino echando de la casa a empujones, mientras me insultaba (Esta no fue la primera vez que se ponía violento conmigo, en dos ocaciones anteriores me habia revoleado contra la cama agarrandome del cuello). Ese mismo dia A perdió el celular y no me pude comunicar con el durante el resto de su viaje, salvo por algun mensaje ocacional por facebook.

En medio de esta situacion, me sentí tan mal y tan perdida, que me aferre a G, ocacionando que los sentimientos por el volvieran, cosa que A no tardo en darse cuenta una vez vuelto de su viaje.

Desde ese entonces nada con A sería lo mismo. Por un lado el sabía que yo tenía sentimientos por mi ex, y cada día mi depresión empeoraba y se le hacía mas dificil llevarlo, y por otro yo no confiaba del todo en A, era muy cerrado, y siempre insistia con conocer a mi mamá pero nunca me invitó a su casa ni me dio el número de teléfono de ésta.

Así transcurrieron los cinco meses de nuestra relación, hasta que un día yo explote. Me habían cambiado la medicación hacia un tiempo, porque la que venía tomando ya no me hacía efecto y me había quitado la libido. Pero no fue nada bueno que la cambiaran, la nueva medicación me alteró completamente y causó un grado de agresividad en mi importante.

Las cosas se pusieron realmente feas el día que falleció mi abuela. A acababa de volver del velorio del abuelo de un amigo, cuando yo me enteré de la noticia y se la transmití, A me dio la espalda, y se fue a tomar una cerveza con sus amigos. Me sentí totalmente abandonada por quien era mi pareja.

Un par de días mas tarde recibo un regalo de mi padre en el correo, un reloj que demostraba lo poco que me conocía... Totalmente alterada tuve que ir al turno que tenía con la psiquiatra, que trató de medicarme más, por lo que me fui enojada. Prefiero no entrar en detalles en este momento de lo que suciedió despues, solo me limitare a decir que terminé internada en un psiquiatrico.

Mientras estaba allí los días pasaban, y A no se comunicaba ni con mi casa ni conmigo. Al sexto día, luego de haber decidió cortar todo, me enteró que llamo a mi casa; y por esta razón decidí verlo uno de los días que me dieron permiso para salir, y por la misma razón no fui a un boliche, a ver a un chico del psiquiatrico, porque mi novio era A, y no iba a traicionarlo.

Cuando por fin me dieron el alta, las cosas no estaban para nada bien. Y fue así como el decidió dejarme, porque con todo lo que había pasado, le dieron ganas a el de estar bien. Fue por eso que tomó la decisión de alejarse de todos y empezar terapia, y así terminar conmigo. Eventualmente, no se alejó de sus amigos, pero nunca volvió por mi como había dicho que iba a hacer.

Y es por eso que ahora simplemente me queda una canción, una canción que siempre me cantaba los viernes por la tarde, cuando nos encontrabamos para pasar la noche juntos:




(Lo poco que queda por contar luego de la ruptura, sera tema de otro post)

sábado, 15 de enero de 2011

Septima parte: Luego del "felices para siempre"

Hace casi un año que deje de escribir en este blog. Tantas cosas pasaron, y este post no es suficiente lugar para contarlo. Por el momento me limitaré a redactar lo que sucedió con G...

Eventualmente su sexualidad fue mas fuerte, y la relación termino. En las semanas posteriores seguimos siendo amigos, viéndonos. Y fue a los dos meses cuando conocí a otra persona (que siguiendo con la linea de apodos, me limitare a llamar A).

G, siendo mas chico que yo, seguía su camino, conociendo gente, haciendo nuevos amigos, empezando a vivir la vida nocturna. Por mi parte, trataba de buscar el amor en A. Pero fue entonces que surgieron los problemas, por muchas razones A no estaba contento con mi amistad con G, más sabiendo que yo todavía tenía sentimientos por el. Fue así como con G tuvimos que alejarnos, no podíamos hablarnos ni vernos, salvo para nuestros cumpleaños.

Hablamos un par de veces a escondidas, chateamos mejor dicho. Y el día de mi cumpleaños nos vimos... Pero dos meses mas tarde, cuando llego el de el, no pudimos... Lo que tanto había temido en su momento había pasado, me habían internado en un psiquiatrico, pero esta historia (al igual que la de A) me limitare a contarla mas adelante.

G tenia permiso para irme a visitar ese día, pero no fue, y me partió el alma. Todavía recuerdo la mirada de un compañero mio, con el cual había hablado de G... Mi miraba sintiendo el dolor que sentía yo. Mi mamá había llevado budín para la ocasión... pero espere dos horas en vano. Me sentí tan impotente... Estaba a ocho cuadras de G, y aun así no podía ir a verle.

Cuando me dieron el alta, estaba enojada... Y quería una explicación. Su respuesta fue que no tenía el documento y sin el no lo dejarían entrar a verme. Estuve muchísimo tiempo desconfiando de su palabra... Pero eventualmente dejó de importarme.

Para esta fecha G estaba conociendo a quien actualmente es su pareja. Pero esto lo supe meses más tarde, ya que un día, luego de pelear a causa de que me cancelara los planes, no hablamos por un mes. Pero ese mes fue todo lo que necesitabamos... A partir de ese momento, de nuestra reconciliación como amigos la relación funcionó. Es el día de hoy que puedo decir que G es uno de mis mejores amigos, a pesar de que nos veamos poco, por un lado porque el vive con su pareja, y por el otro, porque hasta hace un mes y medio, mi vida giraba en torno a la facultad.

Pero sean cuales sean las vueltas de la vida, gracias a "mi cuento de hadas" me gané una amistad única, con una persona que me banca, que me entiende, y que nunca me va a dar la espalda... Y por mas que hoy ya no crea todo lo que en su momento creí, que ya no sintamos que somos almas gemelas, y que ninguno es el amor de la vida del otro... No cambio por nada esto que ahora tenemos.

domingo, 24 de enero de 2010

Sexta parte: Porque nunca sere Samantha

El apodo de "Samantha" surgió con las chicas de Cafe para cuatro, dado que eramos cuatro amigas, que nos juntábamos a hablar de hombres, y las cuatro distintas. Posteriormente surgió la idea del blog, que no tuvo mucho éxito, porque mis amigas no le dieron mucha pelota y terminaba actualizando siempre yo. (Aunque cada tanto, algún post aparece).

Samantha me fue dado a mi, porque para el momento en que surgieron los apodos, yo era virgen... y estaba totalmente obsesionada con el sexo, y tenia muchas fantasías, no podía parar de hablar del tema....

Pero el tiempo paso, apareció G en mi vida, y deje de ser virgen... Y fue ahí cuando todo cambio.
El haber tenido relaciones, sumado a cambios que se fueron dando en mi... Me llevaron a quien soy ahora.


Samantha es mi ídola, una mujer con poder, que puede evitar que los sentimientos le ganen, los puede ignorar, puede tener sexo y solo sexo. Yo no puedo.
Durante mucho tiempo dije que no siento atracción física por la gente, y en cierta forma es verdad... No veo a alguien y "me caliento"... Sino que me genera interés la persona... Y con solo tres palabras me puedo enamorar.

Acabo de volver de vacaciones, y en diez días, con dos palabras, me enamore de alguien... Pero tuve la suerte de saber que era un "amor de verano" y nada mas, por lo cual, ahora no llevo el dolor de no verlo ni de que no haya sido correspondido.

Quiero ser Samantha, pero no puedo... No puedo estar con cualquiera... No puedo no amar a la gente que conozco.
Me lo dijeron varias personas, y siempre lo supe... Tengo un "don"... La capacidad de amar que tengo, y no solo a una pareja... ni a un amigo o familiar... sino a todo... Un lugar, un objeto, una situación... Y creo yo que es esto lo que me lleva a no poder tener SOLO sexo, porque en ese momento, amare a la persona... Por mas que no hagamos el amor... Pero una parte mía la va a amar. Ojo! porque es un amor completamente distinto... Desearía poder explicarlo, pero como tantos otros sentimientos, no hay palabras para hacerlo.

Y por esas cosas... Por enamorarme de una pareja que me cruzo en la calle y se les ve el amor, o de un animalito que anda paseando por ahí... Nunca seré Samantha.

Porque siempre los sentimientos me van a importar mas, y siempre serán lo mas importante que hay en mi vida. Por mas que quiera, y haya tratado, no puedo ser ella...

Pero tuve la suerte de encontrar mi paz al respecto... Abrir los ojos, y darme cuenta que así puedo ver un mundo que los demás no...

Y así, no soy, ni nunca seré Samantha.

sábado, 16 de enero de 2010

Mi cuento de hadas (Tercer parte)

Lamentablemente los cuentos de hadas no existen, siempre va a haber problemas en la vida...


A pesar de que los días pasaban y nos íbamos queriendo cada vez mas, los problemas de su sexualidad surgían.
Nunca sabremos bien lo que fue, pero ambos estamos seguros que es solo una vida mas en la que no pudimos estar juntos.
Ambos estamos conectados, y tenemos la misma creencia espiritual.... Vivimos aprendiendo el uno del otro.

Eramos y no eramos felices juntos... Nos hacíamos bien y mal... Por mi parte, me hacia feliz ese amor tan puro, por otro lado me ponía mal saber que su sexualidad seguía siendo mas importante que yo... Pero no pude poner esto en palabras por un largo tiempo.

Los meses pasaban y con ellos vivíamos momentos HERMOSOS y momentos totalmente malos. Vivimos varias peleas, cortes... Pero algo nos seguía juntando.

No me pregunten como, pero ambos sabemos que somos el amor de nuestra eternidad (Es decir, no de esta vida, sino de toda nuestra existencia, de todas nuestras reencararnaciones)... Y esta vida fue una mas que no se pudo lograr.

Pueden tomarme de loca, pero ambos tenemos recuerdos de otra vida de relaciones nuestras que no pudieron ser... En esta, nos toco el genero o la sexualidad equivocada.
Vivimos conexiones espirituales muy grandes y significativas, que nos marcaron mucho durante la relación... Y al día de hoy, seguimos teniendo esas conexiones.

Pero lamentablemente todo tiene un fin... Al sufrir TLP y depresión, tuve un intento de suicidio, en medio de un periodo de la relación que tratábamos de salvarla...

Y fue ahí que el se dio cuenta que por mas que me quisiera muchisimo, el quería estar en una relación con un hombre....

Y fue así como nuestro noviazgo, después de un año de idas y venidas terminó...

Pero este no fue el final, toda historia tiene un final feliz... Y es ahora que ganamos lo que ganamos... una relación de por vida, donde sabemos que nos vamos a enamorar de otras personas, pero quien realmente es el amor de nuestras vidas, somos nosotros dos.
Y ahora, tengo en mi vida un amigo... que es mas que un amigo... que es mas que un amigo-hermano... Que es alguien que nunca me va a abandonar y va a estar siempre ahí, siempre me dará una palabra de aliento, siempre me brindara una mano y yo haré lo mismo por el...

Y puedo decir hoy, que fue mi cuento de hadas... ser querida de una forma imaginable, mas allá del cuerpo que me toco... Y que dio por resultado una relación que no tiene nombre, una relación invaluable, y la felicidad de saber que nunca estaré sola, porque no caminaremos de la mano, pero nos acompaña remos en el camino de la vida...

miércoles, 13 de enero de 2010

Apendice de mi cuento de hadas (Parte II)

Diosa me dejo pensando...

Tuve una oportunidad que creo que nadie mas tuvo...
Tuve la oportunidad de tener la primera vez con un amor completamente ciego.
Pase el tiempo que pase, voy a recordar a esa persona que no le importo mi cuerpo, solo quien era yo... lo que yo le brindaba y lo que viviamos juntos.

Fue, para mi, la primera vez de un cuento de hadas....
Donde no le importo que fuese mujer, solo me quizo sentir mas cerca...

Y no olvidare que los nervios fueron compartidos, que fue una decicion tomada de forma firme... y ninguno de los dos se arrepiente.

A pesar de los nervios y la incomodidad de la primera vez, me senti querida como nunca, porque sabia que era mi persona a la que le estaban haciendo el amor, no a mi cuerpo... Porque era mi escencia... Era el amor completamente ciego...

Y asi guardare en mi mente, como un hermoso recuerdo, todas aquellas veces, que aquel hombre gay, G, me hizo el amor... se lo hizo a mi persona, y no a mi cuerpo...

Y ese amor, con el que estuvo conmigo, sabiendo el asco que le produce el cuerpo femenino, no tiene comparacion....

domingo, 10 de enero de 2010

Mi cuento de hadas (Segunda parte)

El tiempo pasaba, y cada día lo que había empezado como una joda se volvía mas real...

Al día siguiente de ponerme de novia con G, le conté a Miranda, la cual, como todos, no lo tomo como algo en serio... Pero el tiempo demostró lo contrario...

Desde la primera noche que se quedo a dormir en mi casa, dado que yo actuaba, la función era de noche, y el vivía lejos, nos empezamos a acercar mas físicamente y emocionalmente también..

Recuerdo que el primer mes lo festejamos con la idea: "Bueno, hagamos la joda bien"... Pero dentro nuestro algo mas iba creciendo.

Nos empezamos a conocer, y en poco tiempo el me enamoro. Y no pude evitar hacerlo, se lo dije, pero me dijo que el tenia miedo de eso, que las cosas se confundieran, y yo le dije que no, que no pasaba nada, que a mi no se me habían confundido porque sabia que era gay...

Pero desde ese día, no me podía evitar decirle lo mucho que lo quería.

Pasábamos días que nos abrasábamos y queríamos sentirnos mas cerca, físicamente mas cerca, por mas que no sea posible.... o con solo caricias hacíamos el amor... Y esas cosas me daban la premisa de que yo no estaba confundida, el sentía algo mas por mi.

El me hacia feliz como nadie lo había hecho nunca... y yo le brindaba a el, algo que todavía no se que es, lo que le hacia bien estar cerca mio...

Y fue así, como una noche, y habiéndolo hablamos.... Decidimos que seria esa noche cuando yo tuviese mi primera vez... y seria con el... Y esa noche, por mas problemas que hubo en el medio, fue una de las noches (O mejor dicho mañanas) mas mágicas de mi vida.. Porque el amor por primera vez en la historia (O, en muchisimo tiempo al menos), se volvió completamente ciego... olvidando hasta al genero de la persona...

viernes, 8 de enero de 2010

Quinta parte: Mi cuento de hadas (Primera Parte)

Hace dos años entre al foro de Argentina de mi banda favorita... y desde que vi un comentario de el, supe lo mucho que iba a tener que ver en mi vida...

Con G las cosas nunca fueron como son normalmente. Nos conocimos a través de un foro, y antes de la primera reunión chateamos por primera vez... Y en ese momento yo no podía dejar de pensar en lo hermoso que era... Y tenia la extraña sensación de que iba a ser una persona mas que importante para mi. Luego de esta charla, no cruzamos palabras hasta la primera reunión, que se ofreció a encontrarse conmigo antes para acompañarme a la reunión porque yo no sabia llegar a donde se juntaban.

Nos reconocimos instantáneamente, y empezamos a charlar... Recuerdo tener nervios de caerle mal o de que pensara cualquier cosa de mi, y recuerdo no poder mirarle a los ojos por el lente de contacto blanco que llevaba. Pero de todas formas la conversacion seguía y seguía... Y yo, sin querer admitirlo (Mas que nada por ser 3 años mas chico que yo), me emocionaba mas y mas, tanto fue así, que cuando llegamos a la reunión abrazo a una chica y me puse celosa, sin poder entender por que.

La reunión fue divertida, y luego de esta empezamos a chatear mas y mas, y a vernos mas seguido, nosotros dos, y dos chicas mas. Fue así que me entere que era gay, y sin saber porque, una parte mía decayó.

Pasaron no mas de tres o cuatro meses hasta que una noche, antes de irme al cumpleaños de una amiga le dije: "Hoy me agarro a mi ex, o a un amigo... sino mañana te agarro a vos".
Y así, fue... En el cumpleaños de mi amiga no paso nada, pero al otro día, jodiendo, nos besamos.
Previo a esto nos habíamos dado un pico para una foto, y el no paraba de preguntarme porque me temblaban los labios, y yo no tenia forma de explicarle porque...

El día que nos besamos me acompaño a tomar el colectivo para volverme, y fue ahí que entre joda y joda decidimos ponernos como "Casados" en el facebook, ya que entre bromas, nos habíamos casado esa tarde en una plaza, con una amiga de testigo y un amigo de cura.
Esa noche, antes de poner dicho estado, decidimos hacerle un broma a una amiga... Y le dijimos que nos pusimos a salir... Y gracias a esta broma termine diciéndole: "Amigos vamos a ser igual, pero te voy a seguir violando, no va a cambiar nada, solo que te voy a violar mas... así que.. queres ser mi novio? es hasta encontrar a alguien mas"... y el dijo que si...

Y así fue como toda mi historia con G comenzo...