domingo, 20 de diciembre de 2009

Primera parte: infancia

No soy una persona normal, no lo fui, y nunca lo voy a ser, veo las cosas distintas, y pienso de una forma diferente...

Hace un mes aproximadamente trate de matarme... Pero por alguna razón, sigo acá...Veo la vida con otros ojos, y ahora, puedo contar mi historia...

*Infancia:

A decir verdad, no tengo muchos recuerdos... He bloqueado casi todo, asumo que fue para no recordar ciertas cosas, la mayoría creo yo.
Desde que tengo memoria, el deseo de matarme y las ganas estuvieron presentes en mí. Recuerdo armar un bolsito para querer irme de mi casa, o tratar de cortarme las venas con una cuchara de juguete.
Si, suena gracioso... pero estas actitudes reflejaban cosas más profundas guardadas en mí.
Desde pequeña soy autodestructiva... Siempre que quería "castigar" a alguien, lo hacia dañándome a mi misma...
Mis padres se separaron cuando yo tenía 2 años, volvieron, y cuando tenía 5 se separaron definitivamente. Llevo cuatro años tratando de recordar como fue que me lo dijeron, y no puedo hacerlo... Les he preguntado, pero ninguno recuerda tampoco.
Viví en un mundo imaginario durante todo este periodo... Recuerdo a mis dos amigos imaginarios: Linda y Eric... Recuerdo hablar con ellos constantemente... Y recuerdo cuando desaparecieron: el día que se pusieron de novios.
Luego de esto mi mundo imaginario pasó a ser una creación mental consciente: ser la reina de los dibujos animados... Soñaba despierta sobre ellos, y como me ayudarían a ser popular y así poder tener algún amigo de verdad.... Recién en mitad de cuarto grado conseguí una amistad verdadera. A mi casa venían mis compañeros, no eran mis amigos, y cuando fuimos creciendo no me invitaban a las salidas que organizaban... Salvo que tuviesen que llevar a alguien, que sabían que mi papá no tenia problema en hacerlo, y llevaba a diez en un falcon bordo (que años mas tarde fue robado) si era necesario...
Volviendo a mis padres... Puedo recordar que mi papá me pasaba a buscar todos los miércoles y me llevaba al shopping. Para luego traerme a casa y entrar en una discusión de horas con mi madre... Nunca olvidaré el día que me levante de la cama para decirles que se callaran, que dejaran de gritar, que no me dejaban morir, pero luego de esto, tengo el recuerdo bloqueado.
Todas esas noches, después de que mi papá se fuera, mi mamá venía a llorar a mi pieza, y decirme que era lo mas importante que tenía... en cierta forma me trato de psicóloga durante varios años de mi infancia.
Ambos, mi padre y madre, son personas muy egocéntricas, e incapacitadas para ser padres, lo que me llevo a criarme sola... Diferenciar lo que estaba bien y estaba mal, fue algo que tuve que aprender, y sigo aprendiendo a los golpes, porque nunca me pudieron guiar en el camino de la vida, como se supone que debe ser.
Si pasamos a hablar de violencia física... mi madre me dio un par de golpes, lo más grave, fue cuando me dio una cachetada que termino en mi ojo causándome un derrame... Al día siguiente no me dejo ir al colegio y me llevo al shopping. Siempre fue así, trataron de enmendar los errores del alma con lo material.
Nunca tuve una felicitación después de los 7 años... Nunca se mostraron orgullosos por algo que hice.
Siempre fui subestimada, nunca olvidare esos momentos en los que decía algo, y nadie me escuchaba... Y al recordarlos el día de hoy, me doy cuenta cuanta razón tenia, y cuanta madurez demostraba... Pero esa madurez, fue forzada, por tener que crecer sola, sin amigos, sin padres...
Mi abuela paterna nunca quiso a mi mama... Mi tío materno desapareció de mi vida, al igual que mi tía paterna. Mi abuela materna y su hermana siempre me quisieron y jugaron conmigo, hasta el día que la primera falleció, y con la segunda fuimos tomando distancia.
Mi abuelo paterno falleció cuando yo tenía dos años, y mi abuelo materno es nazi, vive lejos, y es una persona que me desagrada bastante, aunque debo admitir que cariño le tengo.
Volviendo a las palabras de aliento, de orgullo, y de como nunca las tuve... Yo recibí lo contrario: mi madre es una persona demasiado negativa, y no paro de decirme cosas como: "si no cambias tu forma de ser te vas a quedar sola", "nunca vas a lograr ser actriz si no bajas de peso"... Esas son las dos frases que me quedaron marcadas... Pero es el día de hoy, que sus consejos o comentarios poseen la misma negatividad que la que tenían hace 15 años.
Siempre me sentí sola, durante toda la infancia, solo me tenía a mi misma y mi mundo imaginario... y luche por ser parte de lo que soy ahora... alguien raro... me forcé a ser de la forma que yo quería...
Siempre fui inteligente, y pude lograr muchas ventajas de chica a causa de esto. Lograr que me elijan abanderada a pesar de que nadie me quisiera, o lograr imponerme a una maestra y que me de la razón.

Pero lo que nunca conseguí, y sigo luchando por el, buscándolo desesperadamente es amor...

2 comentarios:

  1. Amiga: un placer volver a leerte. Lo bueno que tienen los blogs es la posibilidad que te dan de sacar lo más oscuro que tenemos adentro, escupir todas esas cosas que hemos cargado durante años, que tan mal nos han hecho. Y creo sinceramente que esta suerte de catarsis funciona.
    Espero que estés bien, y que sigas por acá.
    Un abrazo fuerte y un beso enoooorme.

    ResponderEliminar
  2. Qué lindo tenerte de nuevo.

    Y qué bueno saber que te estás abriendo.

    ResponderEliminar